INVI y Reproclinic unen sus manos para dar visibilidad al cáncer de mama masculino - Reproclinic
reproclinic

INVI y Reproclinic unen sus manos para dar visibilidad al cáncer de mama masculino

El hombre con cáncer de mama para nosotros es Marius Soler, buen amigo, fundador y director de la Asociación INVI. Desde Reproclinic, queremos darle las gracias por abrirnos los ojos respecto al cáncer de mama masculino. Y no por el hecho de que no conociéramos su existencia, ya que incluso, en nuestra consulta de andrología, ¡hemos diagnosticado algún caso!

Gracias a Marius por hacernos entender que el andrólogo es el primer eslabón de la cadena para diagnosticar el cáncer de mama en el varón y, sobre todo, por ayudarnos a entender que el cáncer de mama masculino es una entidad patológica distinta al de la mujer y que, por lo tanto, merece una clasificación nosológica propia.

A Marius le ha tocado luchar contra un cáncer de mama. Una patología socialmente poco relacionada con el varón, pero que es más frecuente de lo que imaginamos. Obviamente, ha pasado y pasa momentos muy duros y difíciles, y también situaciones incómodas, pero lejos de dejarse abatir, se propuso luchar contra la enfermedad con optimismo y tesón.

Marius no se conformó con luchar para curarse; se miró al espejo y se dijo “aprovecha este reto para hacer algo trascendente”.  Así fue cómo se inició este complejo viaje de un hombre inquieto y nervioso en la sala de espera de una clínica, rodeado de mujeres esperando para hacerse una mamografía, y que se ha convertido en INVI, una aventura contagiosa a la que nos vamos sumando amigos y en la que vamos multiplicando la energía, con el ánimo de procurar más herramientas, más recursos y más conocimientos para luchar contra este cáncer y aumentar las opciones de supervivencia con tratamientos más efectivos, y sobre todo (y este es nuestro papel desde la consulta de andrología), para mejorar los mecanismos de detección precoz y prevención consciente.

 

Sobre la glándula mamaria y el cáncer de mama masculino

Los hombres tienen glándulas mamarias, aunque no están naturalmente programadas para producir leche, salvo que se den determinadas circunstancias que modifiquen su funcionalidad (tumores hipofisarios, tratamiento con estrógenos, desequilibrios hormonales ligados al envejecimiento, o la estimulación de la glándula mediante succión o aspiración, ya que esta acción produce un aumento de la secreción de prolactina). Así, la mama en el varón está formada por tejido graso, pero también por tejido glandular, una red de lóbulos que contienen diminutos alveolos conectados a través de conductos que van a desembocar en el pezón.

Un 2 % de los casos de cáncer de mama, que se diagnostican en el mundo, son masculinos. La mayoría de los casos son carcinomas ductales. Esto significa que la enfermedad comienza en los conductos que conectan los diferentes alveolos y suelen ser invasivos, ya que, al originarse dentro del conducto, tienen más facilidad para distribuirse por toda la glándula y, si atraviesa la pared del conducto, se desarrolla en el tejido mamario que lo rodea.

Cuando se diagnostica un cáncer de mama en un hombre, acostumbra a encontrarse en un estadio avanzado. Esto se debe principalmente al desconocimiento social que existe sobre la existencia de glándulas mamarias en el varón y, por lo tanto, también a la posibilidad de que desarrollen un cáncer.

 

La Asociación INVI

La Asociación INVI es la 1ª a nivel nacional que pone su foco, energía y recursos en dar visibilidad al cáncer de mama masculino, dándolo a conocer, contribuyendo a su prevención y detección precoz para hacer posible un tratamiento efectivo.

Acompaña a los pacientes afectados y a su entorno en el camino de su enfermedad, rodeándolos de un ecosistema empático que les ayude a adaptarse y superar la enfermedad. INVI apuesta también por la investigación tanto en prevención, diagnóstico y tratamiento, dando a conocer los avances científicos, su evolución y resultados.

 

El papel del andrólogo

El andrólogo es el ginecólogo del hombre; el médico especialista al cuidado de la salud sexual y reproductora masculina y, por tanto, también de los problemas endocrinos derivados de las hormonas sexuales. Nuestra obligación es aprovechar la consulta de andrología para realizar la exploración de las glándulas mamarias y enseñar la autoexploración mamaria a los varones que acudan a Reproclinic. De esta manera, prevenimos y diagnosticamos de forma precoz la patología. Además, creemos que los andrólogos debemos concienciar a la población de que el cáncer de mama masculino existe, darle la visibilidad que necesita y que se reconozca como una patología diferente al cáncer de mama femenino, con protocolos terapéuticos distintos y especializados.

 

INVI + Reproclinic: hacer visible lo invisible

Los objetivos de la colaboración entre la Asociación INVI y Reproclinic son:

  • Concienciar a la población de que el cáncer de mama masculino existe y darle visibilidad.
  • Potenciar la figura del andrólogo como “ginecólogo del hombre”, médico especialista al cuidado de la salud sexual y reproductora masculina y, por lo tanto, también de los problemas endocrinos derivados de las hormonas sexuales.
  • Aprovechar la consulta de andrología para realizar exploración de las glándulas mamarias y enseñar autoexploración mamaria a los varones que acudan a Reproclinic, con el fin de prevenir y diagnosticar de forma precoz la patología.

 

Deseamos con toda nuestra energía que esta colaboración de grandes frutos posibilitando la visibilidad del cáncer de mama masculino y ayudando a detectar casos que, de otra forma, hubieran permanecido ocultos. Si os preocupa o queréis haceros una revisión, no dudéis en llamarnos.

No Comments

Post A Comment