Falsos mitos sobre los métodos anticonceptivos I Reproclinic
Falsos mitos sobre los métodos anticonceptivos

Falsos mitos sobre los métodos anticonceptivos

 
Por el Comité Editorial de Reproclinic
 
La sociedad históricamente ha tratado el sexo como un tema tabú, y ha generado desconocimiento y leyendas urbanas entre la gente. En definitiva, falsos mitos sobre los métodos anticonceptivos. 

 

A lo largo de la historia y antes de la llegada de métodos anticonceptivos femeninos y orales se popularizaron una serie de creencias que tenían el propósito de actuar como un anticonceptivo. Estos, obviamente son falsos mitos, pero todavía hay quien lo cuenta hoy en día:

 

  • La primera vez que se mantienen relaciones sexuales no te puedes quedar embarazada: Completamente falso. De hecho se trata de una leyenda urbana que ha dado lugar a muchos embarazos. Sin tomar precauciones, siempre hay riesgo de embarazo.
  • Contar los días. Otro mito, ya que el los ciclos menstruales pueden variar mucho en su duración.

 

Muchos de los falsos mitos que todavía persisten en la actualidad podrían servir como excusa para no usar dicho método anticonceptivo. Por lo tanto, esa justificación es la que dio lugar al popular “mito”.

 

El preservativo

  1. Se rompe con facilidad: Antes que nada, hay que recordar que el condón es el método más seguro ya que no sólo es un anticonceptivo sino que la mejor barrera para evitar el contagio de las enfermedades de transmisión sexual (ETS).
  2. El condón en el momento de la eyaculación… Sobre este momento hay dos mitos que es importante tener en cuenta que son completamente falsos. El primero es que evita ETS si se usa sólo en ese momento. En realidad, desde el momento en que existe penetración hay riesgo de contagio y esto incluye también el sexo oral sin protección. El otro falso mito es que usando el preservativo únicamente para evitar la eyaculación se evita el embarazo, pero lo cierto es que justo antes de que esto se produzca hay fugas de espermatozoides. Además, es muy arriesgado ya que no se puede controlar con exactitud la eyaculación.

 

La píldora

 

  1. Aumenta el vello y engorda. Para nada. Hoy en día las dosis son cada vez más bajas y, de hecho en el cuerpo de la mujer lo que acaban produciendo es un mejor control de los ataques de ansiedad durante la ovulación y el período, y reducen el acné.
  2. Descansos cada 3, 6 o 12 meses. Es algo que antiguamente se hacía cuando las dosis eran muy elevadas, pero con las pastillas de ahora no se tienen que hacer estos descansos, a no ser que lo aconseje el médico. 
  3. Provoca cáncer. Los estudios realizados al respecto con mujeres que toman la píldora muestran lo contrario. Existen unas tasas de cáncer de ovario, de endometrio o de colon mucho más inferiores entre estas mujeres. Además, otros tipos de cáncer que se han asociado con este fármaco como es el de cuello de útero pierde fuerza. Es necesario tener una infección por el virus del HPV para contraer esta enfermedad.

 

La esterilidad

Otra creencia popular es que los métodos anticonceptivos orales provocan esterilidad. De hecho no existe ninguna relación directa entre la infertilidad y la píldora. Además, los métodos anticonceptivos orales son reversibles. Es decir, una vez se suspende su ingesta la ovulación recupera su normalidad al cabo de dos meses, aproximadamente.

 

Si tienes dudas o deseas más información no dudes en contactar con nosotros y te informaremos de todo cuanto necesites. En Reproclinic te ayudamos y trabajamos para hacer realidad tu sueño de maternidad.

Publicado por Dr Maria Arqué

Directora Médica en Reproclinic
Especialista en Obstetricia / Ginecología y Medicina Reproductiva

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.