¿Cómo mejorar el proceso de implantación con una técnica holística? - Reproclinic

¿Cómo mejorar el proceso de implantación con una técnica holística?

La implantación es un proceso complejo con muchos parámetros que considerar.

Definimos implantación como el proceso por el que el blastocisto se adhiere al endometrio. Este proceso inicia en la culminación de la primera semana y, en los embarazos con mayor éxito, ocurre en el día 8 o 10 después de la ovulación.

El principal parámetro que tenemos que considerar para una implantación exitosa del embrión es la calidad del embrión mismo. Si el embrión es de buena calidad y el revestimiento uterino está correctamente preparado, entonces deberíamos tener un alto potencial de éxito.

Sin embargo, el propósito de este artículo no es repetir las mismas indicaciones dadas por doctores y especialistas. Este artículo de nuestro blog está dirigido para aquellos que quieran, de manera natural y efectiva, mejorar el proceso de implantación del embrión gracias a la técnica holística. Todas las técnicas holísticas mencionadas debajo están disponibles en Reproclinic. No dudes en ponerte en contacto con tu coordinador para recibir más información sobre ellas.

 

¿Qué técnicas están disponibles en Reproclinic? ¿Y cuáles puedes practicar en casa?

 

Una consulta con un psicólogo

Además de afectar tu cuerpo, el proceso de FIV puede también repercutir en tu salud mental. Muchas emociones distintas surgen durante el viaje hacia la fertilidad: sentimientos de culpa, ansiedad, estrés…El tratamiento de FIV puede ser una montaña rusa de emociones y puede causar un desbalance hormonal, alterando la fertilidad. Es por este motivo que recomendamos acudir con un psicólogo o fertility coach para que dispongas de herramientas para manejar tus emociones y las situaciones que puedan erosionar durante este complicado proceso.

 

Reflexología

La reflexología permite que te relajes y te sientas bien. Consiste en enfocarse en la presión de ciertos puntos en el pie que están conectados al sistema reproductor y al cerebro para así balancear las hormonas e impulsar la fertilidad.

 

Acupuntura

Esta técnica holística puede incrementar la probabilidad de embarazo hasta un 65%. La acupuntura mejora la función lútea y el flujo uterino, fortaleciendo la receptividad del útero y preparándolo para recibir al embrión. Permite también que los pacientes se relajen antes, durante y después del tratamiento. Recomendamos realizar cuantas sesiones les sean posibles, pero los pacientes usualmente optan por una sesión justo antes del tratamiento y otra más, posterior al tratamiento.

 

Meditación

La meditación es un método subestimado cuando aspiramos a tener un tratamiento de FIV exitoso. A través de la meditación, uno puede abstraerse del estrés y de la negatividad. La meditación también reduce los niveles de cortisol, los cuales pueden impactar en el rendimiento de tu cuerpo durante el tratamiento. Tan solo 10 o 15 minutos de meditación por día, durante un mes, pueden marcar una enorme diferencia.

 

Dieta

Una dieta saludable puede hacer milagros para tu cuerpo y facilitar el proceso de implantación. Por ejemplo, el aguacate, un fruto verde bastante popular, contiene vitamina E, que ayuda a incrementar el grosor del endometrio, asimismo como la probabilidad de tener una implantación exitosa y un embarazo saludable.

 

En Reproclinic, creemos que la infertilidad debería ser tratada con técnicas naturales para preparar tu cuerpo y mente para la recepción del embrión. ¡Estamos aquí para ayudarte a lograr tu sueño de tener un bebé!

No Comments

Post A Comment