Tratamiento de fecundación In Vitro precio - Reproclinic
fecundacion-in-vitro-fiv-reproclinic

Nuestro tratamiento de Fecundación In Vitro y precio personalizado

Muchas mujeres o parejas, actualmente, se cuestionan ¿la Fecundación In vitro qué precio tendrá? Cada clínica presenta los precios de una forma diferente, así que al comprar precios entre clínicas es importante tener bien desglosado qué es lo que entra en el tratamiento y qué es lo que no. Muchas veces el precio de la salida es muy económico y después se empiezan a cargar muchos conceptos extras, siendo el precio final más caro.

Por este motivo, si tenéis dudas sobre este tratamiento y queréis saber cuál es su presupuesto, ¡os animamos a que vengáis y hagáis vuestra primera visita! Tras esta primera, determinamos qué tratamiento y qué pruebas complementarias se requieren y entregamos un presupuesto personalizado con todos los conceptos detallados.

La también llamada FIV es un tratamiento de reproducción asistida que consiste en fecundar un óvulo en el laboratorio. Dependiendo de cada caso específico se pueden usar el óvulo de la paciente o de un donante, y semen de la pareja o de un banco de semen. En proceso en el que el espermatozoide fecunda al óvulo se realiza fuera del sistema reproductivo de la mujer, en el laboratorio, de ahí el término in vitro, que significa fuera del cuerpo.

El embrión de mejor calidad generado durante el ciclo, se transferirá posteriormente al útero de la mujer y los embriones de buena calidad adicionales se vitrificarán para su uso en posteriores tratamientos.

La tasa de éxito de este método de reproducción asistida es muy elevada debido a que salvamos ciertas barreras biológicas que son causa de esterilidad como: que haya una obstrucción en las trompas de Falopio y el óvulo no pueda llegar a contactar con el espermatozoide; que los espermatozoides sean de mala calidad (presenten alteraciones morfológicas, mala movilidad o un número muy bajo de espermatozoides en el eyaculado) y no lleguen a subir correctamente por las trompas de Falopio ni contactar con el óvulo; o en casos que haya dificultades por parte del espermatozoide en penetrar el óvulo y fecundarlo (esto se evita con la técnica de ICSI, inyectando los espermatozoides directamente en el interior del óvulo). Así pues, la fecundación In Vitro está indicada en los casos donde:

  • Existe una obstrucción en las trompas de Falopio
  • Hay una baja calidad seminal
  • Hay una baja calidad baja calidad ovárica.
  • Se han producido fallos de implantación
  • Se han producido más de dos abortos espontáneos
  • La mujer es mayor de 38 años y, por tanto, la calidad de los óvulos es baja.

¿Cómo se realiza una In Vitro?

Existen cinco pasos básicos en una FIV: una vez se inicia el tratamiento, se procederá a preparar y llevar a cabo la estimulación ovárica. Este proceso consiste en la administración de fármacos de fertilidad para incrementar la producción de óvulos y se examinarán los ovarios mediante ecografías y se realizarán análisis de sangre para poder comprobar los niveles hormonales de la mujer.

El siguiente paso, una vez se han detectado un número adecuado de folículos que han crecido de forma correcta, se procede a la llamada punción ovárica. Consiste en retirar los óvulos del interior de los folículos mediante una aguja acoplada a una sonda ecográfica y se van la aspirando el contenido del interior de los folículos donde en cada uno encontramos el líquido folicular y el óvulo.

Así pues se van aspirando los folículos que han crecido en cada ovario, uno a uno. En el caso de que la fecundación in vitro se realice con óvulos de una donante este paso se realiza a la donante de óvulos y la mujer que recibirá los embriones se le prepara hormonalmente su endometrio para que esté en el estadio óptimo para recibir al embrión.

El tercer paso de este tratamiento es la inseminación de los óvulos en el laboratorio, que se puede hacer de manera convencional (fecundación convencional que consiste en poner en contacto los mejores espermatozoides con los óvulos durante unas horas para que estos mismos puedan fecundar al óvulo) o realizando la técnica ICSI, (inyectando directamente el espermatozoide dentro del óvulo).

A la mañana siguiente de la fecundación de los óvulos en el laboratorio, los biólogos analizaran qué óvulos han sido correctamente fecundados por los espermatozoides y cuáles no. No todos los óvulos tienen las capacidades intrínsecas de poder ser fecundados. ¿Y cómo lo saben los biólogos? Pues porque los ovocitos correctamente fecundados o zigotos presentan dos núcleos de material genético (llamados pronúcleos), uno proveniente del óvulo y el otro del espermatozoide. Estos dos códigos genéticos deberán fusionarse correctamente y darán lugar al propio embrión. Este empezará una serie de divisiones celulares cada 24h (proceso llamado mitosis). Así pues a los tres días de desarrollo nos encontraremos con embriones que presentan entre 6-8 células cada uno. Los biólogos analizan también la calidad de los embriones que viene dada por muchos patrones morfológicos. Otra vez más, no todos los embriones tienen la capacidad de desarrollarse e implantar. Unos cuantos entrarán en un proceso de diferenciación celular y nos encontraremos a los cinco días de desarrollo los llamados blastocitos, estos presentan ya dos líneas celulares diferenciadas, una que dará lugar a la placenta y las membranas extraembrionarias, y la otra que dará lugar al propio feto. En los días 5-6 de desarrollo del embrión es cuando en el laboratorio se selecciona el mejor embrión para ser transferido al útero de la futura mamá y el resto de embriones de buena calidad se vitrifican y se mantienen congelados para un futuro.

En ciertos casos se requiere analizar genética cromosómicamente los embriones antes de su transferencia al útero materna para seleccionar y transferir el que no presente una enfermedad monogenética o alteraciones en el número de los cromosomas. Esta técnica se llama Diagnóstico Genético Pleimplantacional y está indicada en  los siguientes casos:

  • Cuando existe una enfermedad genética hereditaria en la familia y se quiere evitar el riesgo de tener un bebé afectado de dicha enfermedad
  • Cuando la mujer es mayor de 38 años
  • Cuando se han producido varios abortos de repetición  Cuando existen alteraciones cromosómicas en el semen
  • Cuando hay una baja calidad seminal  Cuando existen alteraciones en el cariotipo somático
  • Cuando se ha tenido un hijo afectado de un síndrome cromosómico previo

En Reproclinic somos especialistas en este tipo de tratamientos. ¡Venid a hacer vuestra primera visita gratuita y os explicaremos más sobre la Fecundación In Vitro y precio! ¡Contactad con nosotros!

No Comments

Post A Comment